jueves, 31 de enero de 2013

¡Sobres! Parece que va a llover

Como se ve que iban regalando sobres en la página de Facebook de nuestro bienamado Partido Popular, he entrado a ver cuál era mi parte del botín, ese botín que han ido amasando cual desinteresados Robin Hood inversos. Pero en vez de un extrilla con el que aligerar el peso de pagar la contribución, me he encontrado con una pizca de ironía de parte del propio Facebook.

Ilusionada por poder cumplir con mi deber como ciudadana, pulso para añadir unas breves sugerencias sobre publicar cuentas de dinero negro, dejar de manipular datos... en fin, nimiedades, cuando se trata de nuestros muy castizos gobernantes. Pero me he quedado con un palmo de narices. Sólo tenía como opciones, corregir dirección, teléfonos...

Ya que Facebook ha conseguido que le contemos, gratis y voluntariamente, hasta de qué color son nuestras bragas, ¿qué podríamos sugerirle para que nuestros bienamados benefactores, los políticos, tuvieran la misma necesidad de abrir sus corazones en la red? ¿Mafia Wars, versión Génova?

Se admiten sugerencias en los comentarios :-)

(Ningún gatito fue dañado en la redacción de este breve texto)

sábado, 26 de enero de 2013

Veo, veo...

Ayer leía, incrédula, que la comunidad turca acusa a Lego de incitar al odio contra la religión. No puedo evitarlo, cada vez que leo algo así, creo que me van a colar un Poe.

Comentándolo hoy por encima, después de comer, me preguntaba si alguien capaz de ver una ofensa religiosa en un juguete habría suspendido el test de las manchas en el colegio. Y ha sido entonces cuando lo he visto claro. De haber hecho el test, hubiera sido tal que así:

Deben entrenarlos desde pequeñitos. No se puede ser tan cerril sin práctica.